martes, 17 de febrero de 2009

Contexto escolar: José Sebastian y Bandarán

El centro está ubicado en el barrio de Bellavista(Sevilla). Ha sido, y es, un barrio eminentemente obrero, caracterizado por un bajo nivel socio-cultural y económico, y por un constante movimiento de personas que llegan y salen del mismo en busca de mejores oportunidades. Este trasiego hace que, Bellavista, se haya convertido en lugar de arribo de numerosos inmigrantes, lo que ha provocado el incremento de núcleos de población de diferentes etnias y culturas, que confieren una idiosincrasia propia al barrio.

Aunque el índice de desempleo no es muy alto entre la población activa (el 90% de los padres y el 50% de las madres tienen un empleo remunerado), sí lo es la mala calidad del trabajo al que tiene acceso la mayoría de las familias (empleados de la construcción, del comercio, de la hostelería y del servicio doméstico), provocada, entre otras razones, por el bajo nivel académico de muchas de ellas.


De su urbanismo, destacar la carretera que separa al barrio en dos mitades. Vía que ha sido uno de los puntos negros más problemáticos de la capital sevillana, en lo que se refiere a accidentes de tráfico. Este aspecto, gracias al nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad de Sevilla, se está transformando en un bulevar que unirá definitivamente ambas zonas de la barriada.
Así mismo, se prevé la construcción de miles de viviendas en los terrenos anexos al Cortijo de Cuarto, muy cercanos a este Centro.

Su conexión con la capital es la antigua carretera de Cádiz, el tren de cercanías o la única línea de autobús municipal que existe, lo que provoca un cierto aislamiento de la barriada respecto a la ciudad. Esto se nota en el sentimiento de nuestros/as alumnos/as que tienen la costumbre de separar a Bellavista de Sevilla, como dos localidades distintas.

-El centro.

El Centro de Educación Infantil y Primaria José Sebastián y Bandarán está ubicado en Bellavista, una barriada del extrarradio de la capital sevillana.
Ésta fue una de las primeras Zonas declaradas de Actuación Educativa Preferente, fundamentalmente, por razones económicas y socioculturales.
Dado que, el Centro, está situado en una zona aislada, alejada del núcleo central de población y rodeado, en su mayor parte, de campo; el riesgo de actos vandálicos, en horario extraescolar, es muy elevado.
En la actualidad se están construyendo cientos de viviendas unifamiliares a su alrededor, que esperamos repercutan positivamente en la desaparición de los repetidos asaltos que el mismo sufre.

El Centro está formado por cuatro edificios: la Zona de Dirección, el Aulario (con dos plantas), el Gimnasio y la Portería. Consta, además, de un amplio patio que rodea los edificios y que se divide en dos partes bien delimitadas: una para Educación Infantil y otra para Primaria.

En la actualidad, posee seis cursos de la Etapa Infantil (dos aulas de tres, cuatro y cinco años) y nueve de la de Primaria (con dos líneas para cada nivel, a excepción del Segundo, Cuarto y Quinto que cuenta tan sólo con una).
En total dieciséis unidades, incluida el Aula de Apoyo a la Integración, en las que se distribuyen unos trescientos alumnos y alumnas, cifra que oscila durante el curso, debido a la movilidad de algunos/as de ellos/as.
Durante más de once años, el Centro fue considerado, por la Consejería de Educación, de Actuación Educativa Preferente.
Desde el curso 2004-05 y aprobado oficialmente, se lleva a cabo un Plan de Compensación Educativa, gracias al cual, entre otras cosas, se obtienen unos ingresos adicionales que, por decisión del Consejo Escolar, se destinan fundamentalmente a la compra de libros de texto (que en concepto de préstamo se reparten entre todos los alumnos y alumnas de Infantil), a la adquisición de material escolar (didáctico, mobiliario, complementario…) y al pago de una buena parte de las actividades extraescolares.
Con ello, y sufragándoles estos gastos a las familias que no disponen de recursos económicos (que en este Centro son una parte considerable), tratamos de facilitar la escolarización de nuestros/as alumnos, ayudándoles en la obtención de las herramientas imprescindibles para una correcta formación, tanto en su Educación Infantil como en la Primaria.
Igualmente, desde el tres años tenemos concedido el Plan de Apertura de Centros (Aula Matinal, Comedor y Actividades Extraescolares), del que se benefician un gran número de alumnos/as.

Durante el curso 2005-06 la mayor novedad en nuestro Centro fue el comienzo de la implantación de las nuevas tecnologías en la escuela (Centro TIC).
Tanto los programas educativos de enseñanza-aprendizaje como la formación de los maestros y maestras, del alumnado y de toda la Comunidad Educativa se verán influenciados, de una manera u otra, con la utilización de las nuevas tecnologías, el ordenador e Internet, como herramientas hacia el conocimiento.
Desde el curso 2006-07, llevamos a cabo, además, dos nuevos Programas, totalmente gratuitos: Apoyo Lingüístico al alumnado inmigrante y Actividades extraescolares para el mantenimiento de la Cultura Materna.
Por último, desde el curso 2007-08 tenemos aprobados varios grupos para impartir, gratuitamente, refuerzo educativo a los alumnos y alumnas del Tercer Ciclo, gracias al Programa de Acompañamiento.
Por tanto, este Centro, con la participación activa de todos sus miembros, está ante una oportunidad única de ofrecer un ámbito educativo de calidad y con un fuerte potencial de futuro. El resultado no dependerá exclusivamente de la bondad de unos recursos importantísimos, en cantidad y calidad, sino de las iniciativas, la disposición, el esfuerzo y la colaboración de todos los protagonistas: maestros, padres y alumnos.

-El claustro

En la actualidad, el Claustro de Maestros lo integran veintidos docentes (aproximadamente, el 55% con destino definitivo). Entre ellos/as: un especialista de Educación Física, una de Inglés, otra de Música, uno de Religión, otra de Pedagogía Terapéutica y dos Maestros de Apoyo (una de Infantil y otro de Primaria), aunque, como de sobra es conocido, por las diversas causas que provocan la ausencia de algún docente, casi nunca se dispone de ellos para su labor original.


-El alumnado.

Como ya se ha dicho, el Centro cuenta, en la actualidad, con unos trescientos alumnos/as y la mayoría, de ellos/as, posee un nivel socio-económico y cultural bajo, debido a las características del medio familiar y a numerosos problemas sociales; entre los que destacan, además de la inmigración, la proximidad al mundo de las drogas y de la delincuencia, y el desencanto ante las perspectivas laborales (reforzadas por el desempleo, o mal empleo, de sus padres).

Todo ello, como es obvio, incrementa la poca motivación e interés por el proceso enseñanza-aprendizaje, así como el bajo rendimiento educativo.

Del total del alumnado, unos setenta se consideran alumnos/as con Necesidades de Compensación Educativa y entre ocho a diez reciben la atención especializada de una maestra de Pedagogía Terapéutica.

La inmigración ha provocado un efecto inmediato en los centros educativos de la zona, y, lógicamente, éste no es una excepción. Son unos setenta los alumnos y alumnas inmigrantes que lo conforman y que, no sólo conviven y estudian sino que, están plenamente integrados/as en la dinámica educativa del mismo.
Dado que este colectivo incrementa su número en un 5% anual, es muy posible que dentro de un par de años constituyan un 20% de nuestra población escolar.

Las diferentes nacionalidades (desde marroquíes y argelinos hasta lituanos y rusos, pasando por ecuatorianos, brasileños y un largo etcétera) dan necesariamente un color muy especial al Proyecto Educativo del C.E.I.P. José Sebastián y Bandarán.

Además, como existen alumnos/as que desconocen totalmente el idioma castellano, el Centro cuenta con un Aula de Atención Temporal Lingüística.

-Las familias.

La mayor parte de los padres y madres tienen entre treinta y uno y cuarenta y cinco años.

El modelo familiar predominante es: padre, madre y dos hijos; aunque son frecuentes los casos de familias monoparentales e, incluso, en algunos casos, los/as alumnos/as conviven con sus abuelos/as u otros familiares porque los padres han perdido su tutela.

El 78% de las familias posee la vivienda en propiedad, el 22% restante vive en una de alquiler (porcentaje siete puntos por encima del correspondiente en el resto de España).

Como ya se ha dicho anteriormente, el 80 % de los padres trabaja, mientras que sólo lo hacen el 50% de las madres. La profesión mayoritaria entre los padres es la de obrero de la construcción, y entre las madres, empleada del servicio doméstico.

En el 36% de las familias hay algún miembro en paro, pero tan sólo el 17% cobra algún tipo de subsidio.

En cuanto al nivel de estudios, en torno al 20% de los/as padres/madres no acabaron los Estudios Primarios, otro 28% acabó los mismos, el 30% cursó estudios de la antigua Formación Profesional, el 15% Bachillerato y, sólo, entre un 5 y un 7% poseen Estudios Universitarios.

La mayoría de los/as hermanos/as de nuestro alumnado cursa aún Estudios Primarios, un 10% Educación Secundaria, un 1% Módulos de Formación Profesional de Grado Medio, un 6% Bachillerato y un 2% Estudios Universitarios.

Aproximadamente, en la mitad de los hogares existe ordenador, aunque sólo un 20% de ellos disponen de conexión a Internet

Un dato significativo: a pesar de la labor que hace el AMPA de este Centro, son escasísimos (aproximadamente un 15%) los padres que pertenecen a ella.

Con todos estos datos, se ha querido dibujar la situación de un barrio que, según las previsiones, incrementará su población en un gran porcentaje, debido, sobre todo, a las numerosas viviendas que se están construyendo, y que será algo que influya en el número de alumnos/as que estudie en este Centro.

La relación con las familias y con otras instituciones del entorno.

A pesar de los problemas sociales que rodean al barrio, es de destacar la preocupación de una gran parte de la población que, con su esfuerzo y dedicación, han sabido organizarse y agruparse para impulsar diferentes iniciativas de carácter político y social, ayudando a paliar las dificultades más acuciantes que caracterizan a Bellavista.

Entre estas asociaciones está Limpio Amanecer, que trabaja en la prevención y cura de la drogadicción; así como Sevilla Acoge, que apoya a los grupos inmigrantes en su integración al barrio.
También podemos citar la Asociación de Mujeres, la Asociación de Vecinos, la Peña Bética y la Sevillista, la Peña Flamenca La Fragua, la Unión Deportiva Bellavista...
La presión de estas asociaciones ha incentivado la construcción para el barrio de nuevas infraestructuras sociales como el Centro Cívico (que realiza numerosos talleres) y la Biblioteca “Luis Cernuda”, lugar de encuentro de los estudiantes y lectores de la zona.